Tratamiento de las hemorrides

El tratamiento dependerá de los síntomas de cada paciente. Los síntomas de la enfermedad hemorroidal pueden ser una manifestación de otras enfermedades y por lo tanto una historia clínica cuidadosa y un examen físico completo deben ser realizados para descartar otras causas de sangrado o dolor anorectal que incluyen: fisuras anales, fístulas perianales, abcesos perianales, cancer, pólipos, cuerpos extraños y otras.

Los tratamientos para las hemorroides se pueden clasificar en varios tipos diferentes dependiendo de los sintomas que el paciente tenga:

 

MODIFICACIONES DE LA DIETA Y DEL ESTILO DE VIDA
Los síntomas de la hemorroides, tanto internas como externas, pueden tratarse de forma medica si hay alguna sospecha de que éstos son secundarios a alteraciones o son producidos por dietas muy estrictas o a una mala higiene.

 

El tratamiento médico debe reservarse para aquellos casos que presenten unos sintomas leves y que no impidan la actividad física diaria del paciente. El tratamiento médico consiste en:

- Evitar la limpieza del ano con papel higiénico, dando preferencia al bidé o chorros de agua tibia.
- Aplicación de baños de asiento con agua tibia varias veces al día y luego de evacuar.
- Modificar la rutina al evacuar y no leer mientras se está en el baño.
- Una dieta balanceada alta en fibra y líquidos para evitar el estreñimiento.
- Si es necesario utilizar suplementos de fibra y otros modificadores de las heces.
- Utilización de cremas tópicas y/o supositorios de medicamentos antihemorroidales.
- Evitar el uso prolongado de esteroides locales ya que pueden ser dañinos.

 

Sin embargo, estas medidas no puede curar las hemorroides de nivel avanzado. En estos casos, es mejor consultar a un médico que puede prescribir el tratamiento adecuado para usted en función de la intensidad de las hemorroides.

 

OPERACION DE HEMORROIDES

Estas dos técnicas son eficaces en el tratamiento de las hemorroides internas:

La ligadura con banda elástica : Una banda de goma se coloca dentro del recto en la base de la hemorroide. Esto nos lleva a ninguna circulación de la sangre dando por resultado la extinción de las hemorroides en una semana.

Inyección Escleroterapia: Esta técnica consiste en inyectar una solución química alrededor del vaso sanguíneo cerca de la hemorroide. Las venas cerrar debido a la inflamación causada por la química y la hemorroide también contrae.

Estas técnicas se usan para el tratamiento de las hemorroides internas y externas:

Fotocoagulación con infrarrojos: Una luz de infrarrojos se dirige en y alrededor del ano para coagular las venas dilatadas en la región. Esto corta la circulación, resultando en la contracción de las hemorroides.

Coagulación Láser : Esta técnica consiste en el tratamiento de las hemorroides mediante la aplicación de una corriente eléctrica. El suministro de sangre se detiene debido a la reacción química provocada por la descarga eléctrica emitida por una sonda de electrodos, lo que resulta en la contracción de los tejidos inflamados.

Escleroterapia: Una solución química se inyecta alrededor del vaso sanguíneo para reducir la hemorroide. onsiste en la inyección de un material irritante en la submucosa para disminuir la vascularidad y producir fibrosis (cicatrización), la cual evita el prolapso del tejido y disminuye  los síntomas.

Criocirugía o Crioterapia: Este procedimiento ha sido abandonado en la actualidad por la mayoría de los especialistas y las diferentes sociedades científicas especializadas no recomiendan su uso. Se utiliza  con la finalidad de congelar y destruir el tejido hemorroidal, producir fibrosis y disminución del flujo sanguíneo, sin embargo produce una quemadura intensa por frío, con la subsiguiente necrosis de los tejidos y una secreción fétida abundante a través del ano. Es muy doloroso, se asocia a prolongados tiempos de curación y lamentablemente todavía es utilizado por algunos.


CIRUGIA DE HEMORROIDES. INTERVENCIONES QUIRURQUICAS


Las hemorroides se pueden extirpar quirúrgicamente con el paciente sedado y sin dolor (bajo anestesia local o raquídea) o profundamente dormido y sin dolor (bajo anestesia general). Después de extirpar las hemorroides, se inserta un paquete de gasa para reducir el sangrado. Dentro de los tipos cirugia para hemorroides se pueden destacar dos tipos:

Hemorroidectomía: Esta técnica quirúrgica se utiliza en caso de grupos graves de las hemorroides en el canal anal. Esto es eficaz en la eliminación de las hemorroides de forma permanente e implica el uso de bisturí, láser o un dispositivo de cauterio.

Esta cirugia esta recomendado para los casos de hemorroides internas de grado alto. Se realiza con bisturi cortando quirurgicamente las hemorroides para removerlas es una hemorroidectomia o hemorroidectomia excisional y a veces tambien llamada hemorroidectomia incisional. La mayor desventaja de esta cirugia es la costosa y dolorosa recuperacion bastante larga que suele durar de 1 a 2 meses.

Procedimiento para Prolapso y Hemorroides. Tecnica PPH: es lo más novedoso en el tratamiento de la enfermedad hemorroidal. Su técnica y principios obedecen al concepto de como ésta se origina y es por eso su gran diferencia con las técnicas convencionales. Con el PPH, mediante el uso de una máquina autosuturadora diseñada para éste procedimiento, se pueden resecar o quitar el excedente de mucosa rectal inferior y hemorroides internas prolapsadas, disminuir sustancialmente el flujo sanguíneo, suspender el tejido y fijarlo en su posición original, todo ello por encima de la zona anal dolorosa y sin heridas externas. Es un procedimiento sencillo que puede ser realizado en quirófano incluso con sedación o anestesia local y en forma ambulatoria.